¿Qué tan buena es la nueva burger de pollo de Querido Combo?

Cristian Galicia

Cristian Galicia

Gurú de la comida rápida y música rock en Guatemala.

Contenido

Llevo muchos años de buscar en Guatemala la mejor hamburguesa de pollo. He probado desde las creaciones Gourmet de McDonald’s hasta las propuestas más deliciosas elaboradas en Opíparo. Sin embargo algo hacía falta en el mundo de las burgers de pollo. Hasta ahora.

Cuando Querido Combo anunció que tenían una nueva hamburguesa de pollo, mi mente explotó como la primera vez que escuché a The Kills. Quizás por eso, esa mañana me dirigí al centro comercial La Noria a probar la “QC Chicken Burger”, acompañado de Little Bastards, el nuevo compilado de la banda de Alison Mosshart y Jamie Hince.

Y es que si algo sabemos en Fast Food and Rock sobre Querido Combo es que saben lo que hacen. De hecho, en sus redes, este burger joint dio a conocer un detalle que llamó poderosamente mi atención: les tomó un año y medio elaborar la receta de esta hamburguesa. Sólo hacía falta averiguar qué tal sabía.

¿Y que tal sabía la burger de pollo?

Cuando el pan de tu hamburguesa tiene una sonrisa significa que al darle una mordida ésta deberá producirte alegría. Es una promesa que sólo Querido Combo puede darse el lujo de hacer. La burger no decepciona. Es sencilla, por así decirlo. Pollo cuidadosamente empanizado, coleslaw, mayonesa de chipotle y pepinillos entre un par de rodajas de pan brioche. 

Jugosa, de excelente sabor, de tamaño perfecto… así describo yo a la “QC Chicken Burger”. En combo viene acompañada de papas fritas y una Coca Cola en botella (como debe ser). Adicional a esto, Querido Combo te ofrece salsas adicionales como una de cilantro y otra (por mucho superior a cualquier otra) de mostaza miel.

Con su nuevo puesto permanente en La Noria, lejos han quedado los tiempos en que comer Querido Combo lo hacías en la calle o en eventos. Quizás perdieron algo de su mística con este movimiento, o quizás evolucionaron a un concepto más amplio, no lo sé. De lo que estoy seguro es que la calidad y el sabor continúan ahí. 

Mi única crítica negativa va dirigida a la vajilla. El plato negro mate ayuda a resaltar los colores de la comida, pero el bowl de las papas fritas es muy grande, le quita presencia a la hamburguesa. Yo preferiría las papas sobre el plato, así nada más, o en una bolsita de papel.

¿Algo más?

De hecho sí. A querido Combo lo hemos cubierto en tres ocasiones más. Vale la pena desempolvar los archivos de FFFAR y presentarles nuevamente el “Best of” de QC, iniciando por el vídeo que grabé junto a Mónica Morales en L’Aperó:

Y concluyendo con dos de nuestras entradas favoritas sobre Querido Combo y una canción de The Kills, para acompañar:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.