El Delirio: la taquería que aprobamos con nuestro máximo galardón.

Cristian Galicia

Cristian Galicia

Gurú de la comida rápida y música rock en Guatemala.

Contenido

Hay un sólo lugar en la ciudad de Guatemala que me viene a la mente cuando pienso en comida mexicana. Quizás me enamoré de este lugar cuando probé sus tortas, o cuando conocí a su chef, que prepara platillos mientras escucha el sinfónico de Metallica. O tal vez cuando probé los tacos de su carreta (que es en realidad un tuk tuk). Lo cierto es que la Taquería El Delirio es mi lugar favorito para comer Tacos. Punto.

El taco es el mejor amigo del hambre

Hace un par de meses tuve la oportunidad de entrevistar en mi podcast a Roberto Vásquez, chef de Restaurante Maíz y Taquería El Delirio. En esa ocasión hablamos sobre lo delicioso que es la comida que preparaban en ambos lugares. Compartimos anécdotas y comimos buenos tacos de entraña y suadero junto a mi amigo Míchel Andrade. Fue una agradable experiencia. 

Al día siguiente, cerraron.

Por un momento me asusté. Pensé que la maldición había regresado. Hace unos años, restaurante que visitaba, cerraba. La cosa se puso fea cuando empecé a recomendar lugares que dejaron de existir al poco tiempo de publicar mis historias. Todo apuntaba que ésta no sería la excepción para El Delirio y Maíz. Afortunadamente, me equivoqué.

El regreso del ave fénix

Tras dos meses de espera, cual ave fénix, la taquería El Delirio regresó de las cenizas y le prendió nuevamente fuego al trompo de carne al pastor. Ahora ubicada convenientemente en una casa en la 14 avenida 1-12 de la zona 14, El Delirio ofrece una agradable experiencia al fusionar los tacos de su carreta (tuk tuk) con algo de la cocina del antiguo restaurante Maíz.

Su menú incluye tacos al pastor, suadero, tripa, chorizo y lengua, entre otros, así como tortas, gringas, alambres, flautas y sopas. ¿Lo mejor? Los precios inician con Q 8.00 por un taco del día. ¿Se puede pedir algo más? ¿Qué tal la mejor cerveza posible para maridar?

En la misma casa se encuentra El Rito, nuestro bar de cerveza artesanal favorito en Fast Food and Rock. Así que El Delirio inevitablemente sirve buenas cervezas. Por ejemplo, el día que llegué degusté una Santanera, cerveza artesanal mexicana excesivamente refrescante para días calurosos. 

Esta “premium lager” no es barata. Cada una cuesta Q 45.00, ¿pero acaso no es un precio justo por una cerveza que fue fermentada acompañada de música clásica de Mozart? Difícil ponerle precio a las mejores experiencias.

Escucha lo nuevo de zoe

El auténtico sabor mexicano

La comida de El Delirio es absolutamente deliciosa. Las tortillas de los tacos apenas pueden contener la generosa cantidad de carne que les ponen a cada uno. Mis favoritos son los de suadero, entraña, al pastor (u la lá) y los de tripa. Insuperables éstos últimos, sobre todo si se le acompaña de alguna de las cuatro fabulosas salsas que ponen sobre tu mesa.

El domingo que fui, disfruté de sentirme comiendo en la calle, aunque en realidad me encontraba en la terraza de una antigua pero enorme casa de la zona 14. Las largas mesas ubicadas en el centro te invitan a compartir la comida con desconocidos (un tanto difícil en tiempos de COVID-19, pero no imposible). Fue precisamente en una de esas mesas que le tomé una fotografía a las flautas de pollo que degusté, comida ligera que maridó a la perfección con mi Santanera.

A lo que no le tomé foto fue a la gringa de suadero, pero no porque no lo mereciera, sino porque estaba tan deliciosa que me la terminé antes de recordar la razón por la que me encontraba en el lugar: para recomendar los mejores tacos de la ciudad. 

Y si bien para muchos la música para complementar la ocasión debería ser una playlist con los éxitos de Luis Miguel (trending now), mi última recomendación es acompañar esta comida con el nuevo álbum de Zoé, Sonidos de Karmática Resonancia. Ahí está.

Escucha nuestro podcast sobre la Taquería El Delirio y Restaurante Maíz

Conclusión

Un lugar que se siente auténticamente mexicano, con comida sabrosa y a buen precio, con cervezas únicas y un tequila de la misma marca que me hizo falta probar. Con un postre que dice ser un “flan de mole”. Un lugar que definitivamente aprobamos en Fast Food and Rock y nos enorgullece recomendar. 

Vayan y sean felices. 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.