El blues de Mercedes Escobar: grandes solos y una voz inigualable

“¿Es de México?” Esa fue la pregunta que mi amigo me hizo cuando le hice escuchar The Blue Devil, el primer disco de Mercedes Escobar. “No, es de acá de Guatemala” respondí orgulloso de mi paisana, “pero quiero escucharla en vivo”, añadí. Así que la tarde del sábado nos dirigimos a La Erre, centro cultural en el corazón de 4 Grados Norte, para escuchar a Mercedes en vivo.

A Mercedes Escobar la conocí por mis amigos de esQuisses, quienes la entrevistaron en su programa de radio en SÓNICA. Un vozarrón se escuchó a través de las ondas radiales mientras sonaba “Sangre Negra”, el primer sencillo de su primer álbum. Recuerdo que comentó que nunca se había animado a grabar un disco, pero que llevaba toda una vida tocando rock y blues (y del bueno).

Un EP llamado The Blue Devil

Pasé semana siguiendo a Mercedes en sus redes sociales, esperando a que publicara el disco y anunciara fechas de presentaciones. Finalmente llegó el día en que se pudo escuchar “The Blue Devil”, un EP de cinco canciones que muestran la versatilidad de esta talentosa cantautora y su gusto por la música norteamericana. Hay blues, country y música latinoamericana. Esta última expresada en su sensacional “Sangre Negra”.

La puntual Mercedes Escobar

Una semana antes de la presentación de Mercedes en La Erre, fui al concierto de El Gordo, Tuco Cárdenas y Domingo Lemus en El Abejorro, que empezó con dos horas de atraso, lo habitual en Guatemala. Pero Mercedes fue puntual. ¿A las tres es el concierto? Pues que empiece a esa hora. ¿Cuándo se ha visto semejante arrojo?

Por esa razón llegamos tarde al concierto. Ya había empezado, no obstante escuchamos las canciones que queríamos oír interpretadas por un conjunto que incluyó guitarras, batería, bajo y violín. El set consistió en las canciones originales de Mercedes, algunos covers de The Velvet Underground y Chuck Berry, y una que otra canción rebuscada del Misisipi.

El jardín de La Erre estaba lleno, no había donde sentarse. ¡De hecho, una chava casi se sienta en mi cara! Pero la entrada costó sólo Q 25.00 e incluyó una cerveza, ping pong ilimitado, una galería de arte y un DJ que cerró la tarde. Además de la comida, proveída por El Mercadito de Lola, que ofreció deliciosos choripanes y papas horneadas con pico de gallo, chimichurri y guacamol.

La tarde perfecta

“Esta es la mejor idea que ha tenido Cristian en todo el año” dijo mi amigo en voz alta. Sí, fue una excelente idea ir al concierto de una talentosa guatemalteca que promete muchísimo. Estoy seguro que Mercedes impactará la escena musical del país y, si compone más canciones como “Sangre Negra”, la de Latino América. ¿Por qué no?

author-avatar

Gurú de la comida rápida y música rock en Guatemala.

Sin comentarios para "El blues de Mercedes Escobar: grandes solos y una voz inigualable"

    Deja tu comentario

    Tu correo no será publicado