En 1882, el mexicano Quirino Mendoza y Cortés compuso la famosa y tradicional canción “Cielito lindo”. En 2017, Cristian Galicia ingresó a un restaurante de comida mexicana con el mismo nombre. Música y comida. Comida y música. El tema de este blog. Y fue así como, entre huaraches, sopes, tacos, nachos, carnitas y panuchos, probé la propuesta de Cielito Lindo.

A juzgar por el diseño y las fotografías de su espectacular menú, Cielito Lindo promete una experiencia gratificante. Las expectativas inevitablemente se vuelven altas cuando miras una fotografía de su Volcán al Pastor o de su Pescado Tempura. La foto de la Taquiza me hizo exclamar “¿por qué no vine con más gente a probar esto?”. Pero la verdadera pregunta que tenía en mente ese día era la siguiente: ¿Estaría Cielito Lindo a la altura de las circunstancias?

Las bebidas de Cielito Lindo

Siempre he creído que las bebidas dicen mucho de los alimentos que vas a consumir. Si la oferta es buena, hay muchas posibilidades de que la comida también lo sea. Por ejemplo, en Cielito Lindo ofrecen ocho “Coronitas” por Q 50.00. OMG aparte, lo que esto te indica es que la comida es para compartir (a menos que seas bien cafre y te las tomes solito). Un Tequila Patrón reposado a Q 50.00 demuestra que en Cielito Lindo están dispuestos a emborracharte con buen trago.

En mi caso, la horchata que ordené me prometió una comida buena, de calidad, sabrosa y bien hecha. En cambio, la Margarita de Tamarindo, que con tanto ímpetu me ofreció Wendy, mesera del lugar, contaba una historia diferente. Si bien mostraba audacia en su presentación y sabor, el tequila no se le sentía, cosa que me preocupó. ¿Le faltará sazón a mis tacos? ¿Me traerán pocas tortillas?

Lo que comí en Cielito Lindo

Ordené un Volcán al Pastor, especialidad de la casa, que consistía en media libra de carne de cerdo al pastor con un montón de queso gratinado encima y otro más de tortillas. Mi esposa, fiel compañera, no sólo de mi persona, sino de la comida mexicana, pidió un Huarache de Arrachera, que era, más o menos, una enorme tortilla de maíz con trozos de carne proveniente del diafragma de la res (entraña), frijol , lechuga y tomate.

Del Volcán al Pastor puedo decir lo siguiente: era más que suficiente comida. La carne estaba muy suave y tenía buen sabor. El hecho de que trajera tantas tortillas me permitió probar cada una de las cinco salsas ubicadas en el centro de la mesa. Para comerlo no necesité mas que mis manos y una tenaza que venía con el plato para servirme los tacos. El utensilio hacía ver aún más exagerado el enorme plato, lo cual se agradece. ¿Te atreves a comer un “volcán” de tacos? Entonces necesitarás la herramienta adecuada para ello.

El Huarache de Arrachera fue igual de grande. Fresco y suave, con un leve picor, y una línea de frijol (demasiado delgada para nuestro gusto) sobre la enorme tortilla. Un platillo recomendable si quieres comer algo que no sea un taco.

Ambos platos, el Volcán y el Huarache, traen suficiente comida como para compartir. A esto suma los nachos y salsas que te sirven como entrada y bien podrías salir rodando del lugar. Por cierto que los nachos de cortesía venían acompañados de un delicioso pico de gallo, muy fresco el bandido, y las salsas picantes que usaría más adelante en la sentada.

Así pues, considero que Cielito Lindo superó las expectativas. Es una excelente opción a, digamos, Los Cebollines. La calidad es definitivamente superior y la oferta es demasiado tentadora. Me quedé con la gana de probar las Carnitas a la Cerveza, el Volcán de Nachos y el Chicharrón Gigante de Queso que cuelga de una estructura de madera que llevan a tu mesa.

Conclusión

Cielito Lindo es un restaurante familiar. Al menos eso vi el día que fui a su restaurante de zona 14. Puede que su nueva sucursal, ubicada en Paseo Miraflores, sea un lugar más para pachanguear. Y si bien no es Don Porfirio, tampoco es El Pinche. Los precios están por ahí por la mitad (mi plato costó Q 79.00), la atención es excelente y los baños están súper limpios. ¿Qué más se puede pedir?

[blockquote size=”full|half|third|fourth|two-thirds|three-fourths” align=”left|right” byline=”Quirino Mendoza y Cortés”]Canta y no llores, porque cantando se alegran, cielito lindo, los corazones. [/blockquote]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.